Modelo de autoregulación de CETIFARMA

La universalización y creciente adopción de medidas de autocontrol destinadas a lograr una mayor transparencia, una efectiva rendición de cuentas y un comportamiento basado en la ética y la integridad forman parte de un movimiento mundial, en el cual la sociedad expresa sus exigencias para que las empresas promuevan y practiquen conductas éticas y de responsabilidad social. Algunos ejemplos de este tipo de medidas que han tenido impacto mundial son los siguientes:

  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció en 1999 lineamientos para transparentar su interacción con empresas de la salud, incluyendo a las farmacéuticas.
  • En 2004 la Asociación Médica Mundial (AMM) para impulsar la transparencia en las relaciones de la profesión médica con la Industria Farmacéutica.
  • La Federación Internacional de la Industria del Medicamento (FII-IFPMA, por sus siglas en inglés) se sumó a esas iniciativas mediante la actualización de su Código de Buenas Prácticas de Promoción de Medicamentos, vigente a partir de 2012.

La industria farmacéutica y de insumos para la salud establecida en México asume el modelo de autorregulación

La Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (CANIFARMA), junto con la Asociación Nacional de Fabricantes y Medicamentos (ANAFAM) y con la Asociación Mexicana de Industrias de Investigación Farmacéutica (AMIIF) iniciaron este proceso en 2005 y a partir de ese año ha avanzado en la estructuración de su modelo de autorregulación y en el establecimiento de las condiciones y los instrumentos que permiten su aplicación y monitoreo de cumplimiento. Los aspectos relevantes de esa evolución se detallan enseguida:

  • Creación del Consejo de Ética y Transparencia de la Industria Farmacéutica - CETIFARMA, en marzo de 2005 .
  • Es un organismo con autonomía de gestión, responsable de redactar, promover y constatar la aplicación y cumplimiento de los códigos de ética y buenas prácticas y demás instrumentos de autorregulación y autocontrol, con la finalidad de fortalecer el desarrollo de una industria farmacéutica socialmente responsable, íntegra, transparente y atenta a evitar comportamientos que pongan en riesgo el cumplimiento de los principios éticos, para contribuir al bienestar de la sociedad y al desarrollo de una industria responsable con su entorno.
  • Establecimiento de un modelo de autorregulación fundamentado en tres instrumentos deontológicos, diseñados por CETIFARMA y aprobados y asumidos por la industria farmacéutica:
    • Código de Ética y Transparencia de la Industria Farmacéutica establecida en México (2005)
    • Código de Buenas Prácticas de Promoción (2006), y
    • Código de Buenas Prácticas de Interacción de la Industria Farmacéutica con Organizaciones de Pacientes (2009).
  • Incorporación del CETIFARMA, en abril del 2007, como vocal permanente del Consejo de Salubridad General (CSG).
  • Fortalecimiento del modelo de autorregulación de la industria farmacéutica y de insumos para la salud, con el impulso del Consejo de Salubridad General para establecer y formalizar en octubre de 2007, el Compromiso por la Transparencia en la relación entre los médicos e instituciones de atención a la salud y la industria farmacéutica, así como de la emisión, por parte de la Secretaría de Salud del Acuerdo que establece los lineamientos que deberán observarse en los establecimientos públicos que presten servicios de atención médica para regular su relación con los fabricantes y distribuidores de medicamentos y otros insumos para la salud, derivada de la promoción de productos o la realización de actividades académicas, de investigación o científicas, de fecha 12 de agosto de 2008.
  • Un elemento adicional de apoyo al modelo de autorregulación de la industria farmacéutica y de insumos para la salud fue la firma con la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), del Convenio de concertación en materia de autorregulación de insumos para la salud y ética publicitaria, en 2012.

A partir de este marco de autorregulación, CETIFARMA, como parte de la industria farmacéutica y de insumos para la salud, ha diseñado y establecido tres instrumentos para su operación:

  • Sistema de denuncias y sanciones por incumplimientos a los códigos de ética, transparencia y buenas prácticas de la industria farmacéutica (2005).
  • Sistema de evaluación y reconocimiento para fortalecer la transparencia y la responsabilidad social en la promoción de medicamentos de la industria farmacéutica en México, a través del otorgamiento de distintivos o certificación como Empresa con Prácticas Transparentes por cumplir con los códigos de ética, transparencia y buenas prácticas (2006). Esta evaluación es realizada por un organismo independiente de la industria y del CETIFARMA, que cuenta con reconocimiento nacional e internacional, Gestión Social y Cooperación, A.C. (GESOC).
  • Red Compliance integrada por los responsables de dicha función en cada una de las empresas farmacéuticas (2007), quienes tienen la obligación de informar anualmente del cumplimiento en la aplicación de los códigos deontológicos.

Estas son las bases a partir de las cuales se ha construido y se fomenta de manera cotidiana la cultura ética, de transparencia e integridad en la industria farmacéutica establecida en México.